Premio Valores 2017
RECONOCIENDO A LOS MIEMBROS DESTACADOS DE LA SOCIEDAD.



¿Qué es Ma-ná-ku?

MANÁKU es un proyecto de carácter socio-cultural que promueve los principales elementos integradores para una mejor evolución del SER. Estableciendo como principal objetivo el auto-conocimiento con herramientas como el arte, el deporte y el desarrollo psico-emocional. Dando atención inicial a casas hogar con un programa de visitas sistematizadas en la ciudad de Mexicali, Baja California.

Estos elementos cumplen una función determinante más allá de la práctica. Pues en conjunto todas estas disciplinas anteriormente mencionadas, nos ayudan a desarrollar la creatividad, perspectiva y la consciencia. Dónde aprendemos a trabajar en equipo, conocer nuestras capacidades físicas y mentales, brindando una interconexión neuronal del aquí y el ahora.

Consideramos también el aspecto psicológico debido a que está más que escrito que no solo somos mente y materia, también somos seres emocionales. Por ello, en el camino del auto-conocimiento brindamos herramientas como la Bioneuroemoción; ciencia que trabaja el bienestar psico-emocional facilitando a las personas a ir más allá de sus limitaciones para descubrir lo extraordinario que hay en ellos. 

En México, tenemos la mezcolanza de dos culturas más que en ningún otro pueblo en América Latina, como lo son los Aztecas y los Españoles. Lo que nos lleva a tener verdaderamente la capacidad de ser, como se le dice en alquimia, un "crisol" de la sociedad. 

Los alquimistas no pretendían encontrar oro cuando introdujeron el plomo en el crisol. Sin embargo, con el tiempo se dieron cuenta que debían transmutar su propia alma antes de transmutar los metales. Esto significa que debían purificarse. ¿Qué quiero decir con esto? Si verdaderamente deseamos ver un México en paz, primeramente debe haber paz en cada uno de nosotros. En un proceso donde nuestros programas tóxicos del inconsciente colectivo, que llevamos en nuestra genética de las culturas ancestrales, son transmutados para convertirlos en oro. El sacrificio a sangre, la mujer como segundo orden y la guerra, han sido factores que fundamentan la violencia, el machismo y la carencia en nuestra actualidad ¡Debemos despertar! Debemos ser conscientes de que actuamos de manera inconsciente. 

Esta es una de las razones por las que Manáku parte de nuestras raíces para formar nuevamente un principio que beneficie a las siguientes generaciones. Tomando como inspiración a la cultura maya, damos lugar al nombre Ma-ná-ku, vocablos de las palabras mantic, naáy y kuxtah que significan soñar, hacer y vivir. Representando así un "despertar" social. Como sabemos, la cultura maya fue el parámetro para todas las demás culturas que emergieron en Mesoamérica. Por lo que nacen estas actividades de enfoque altruista, siendo el punto de partida para las futuras generaciones de nuestra población.

 

¿Cómo empezó?

Cuando se me inspiró a promoverlo y desarrollarlo, me quede muy sorprendida, pero me di cuenta que era la consecuencia de una forma de pensar. Una forma de ver y de entender el mundo que me rodea. Después de años de leer a físicos, a pensadores y a filósofos, me considero una pensadora más, una humanista completamente; entonces pensé y sentí que debía haber una formula con componentes disciplinarios y emocionales que aunara, reuniera y que juntara todas esas materias que de alguna forma están desvinculadas entre sí, cumpliendo cada una su función por su parte. 

Y fue como decidí, no me pregunten por que (el universo sabrá), que comenzara de esta manera, integrando talleres de pintura, música, danza, deporte y activación física como la punta del iceberg, para trabajar de raíz el aspecto psico-emocional de los niños y jóvenes de nuestra población. 

Uno de los principios más importantes que utilizamos en la filosofía Manáku es la resonancia, todo el universo resuena, por lo tanto nuestros pensamientos y sentimientos resuenan, fundamentando así nuestra realidad. 

Cada uno de nosotros, tenemos una información genética que heredamos por parte de nuestros padres, abuelos, bisabuelos y así sucesivamente, hasta llegar a una cadena transgeneracional infinita. Esto quiere decir que dentro de nuestra psique, gobernada por el 95% del inconsciente llevamos guardadas todas las experiencias emocionales del clan familiar. 

Recientes estudios en epigenética conductual nos muestran que la personalidad y la salud de los individuos se conforma como un 'aprendizaje' en el vientre materno y en la niñez hasta aproximadamente los seis años. Por tanto, aquellas emociones en nuestro entorno familiar  durante este periodo son factores determinantes para el comportamiento, toma de decisiones y nivel de consciencia del individuo. 

¿Cuántos niños y jóvenes no fueron concebidos bajo resonancias de violencia, prostitución, abandono, adicciones y carencia?, ¿Cuántas mujeres no pasan hambre durante el embarazo?, ¿Verdaderamente pensamos que si la madre esta triste o feliz, eso no afecta al bebe?, ¿Tan dormidos estamos?

 

Cambiando el ADN a través de la intensión.

La cooperación es la base de la evolución para la supervivencia, no un acto competitivo entre los organismos más fuertes. Y puesto que los seres humanos como organismos vivos, tampoco estamos determinados por nuestros genes, sino condicionados por el entorno y sobre todo por nuestras 'creencias', somos dueños absolutos de nuestro destino. 

Cuando activamos el poder de nuestro corazón con compromiso e intencionalmente, y tenemos sentimientos sinceros como el aprecio, el cuidado y amor, permitimos que nuestros corazones utilicen su energía para trabajar con nosotros. Elegir conscientemente tener un enfoque positivo sobre uno negativo, significa que en lugar de la tensión y el drenaje que provocan los daños a los sistemas de nuestra cuerpo, somos renovados mental, física y emocionalmente. 

El poder de los pensamientos y emociones, van más allá de la teoría, investigadores han probado esta idea y comprobado su veracidad, proporcionando evidencia experimental para apoyar la hipótesis de que los aspectos de la molécula de ADN se pueden modificar a través de la intensión, los datos indican que cuando los individuos están en un estado centrado de amor y en modo más coherente de funcionamiento fisiológico, tienen mayor capacidad para transformar la conformación del ADN. 

Dando como resultado una desmentalización de aquellas toxicidades heredadas, cortando así la cadena y trascendiendo la información a las generaciones venideras.

Como parte del primer módulo realizado por Manáku, se llevó a cabo un taller de pintura donde 27 niños con edades que van desde los 5 hasta los 14 años, de la casa hogar Misión Frontera y casa hogar Fratello, desarrollaron su creatividad al pintar obras de manera libre y espontánea, resultado de ello, se presentaron las obras en una exposición de arte donde los presentes adquirieron las obras para poder acrecentar los beneficios en dichos recintos. 

Manáku tiene como objetivo seguir visitando cada vez más casas hogar, no solo en Mexicali, sino llegar a cada municipio del Estado de Baja California, y en un futuro cada Estado de la República. 

En el camino se han sumado elementos primordiales para el pleno desarrollo de este proyecto, como Enrique Vargas Bastidas, Guadalupe Hernández, Alejandro Coronado, Octavio Ascolani, Aida Moreno y Rodrigo Ochoa quienes formal parte de la mesa directiva, diferentes organizaciones como la Fundación Tiempo x Sonrisas y Observatorio Ciudadano de Baja California, al igual que instituciones como el  Instituto de  Cultura de Baja California, Universidad Autónoma de Baja California y el Instituto de Bioneuroemoción de Cataluña, España.

 _________

Para mayor información sobre la fundación, futuros talleres, y eventos:

Tel: 6862656234, Facebook: " Manaku".

Correggio # 81, Col. Cd. de los Deportes. C.P. 03710, Benito Juárez, México Distrito Federal.

Tel: 04455 4987 1908

Email: r.irineo@hotmail.com

Boletín

Síguenos