Premio Valores 2017
RECONOCIENDO A LOS MIEMBROS DESTACADOS DE LA SOCIEDAD.



Prevención de riesgos biológicos para el medio ambiente

Qué es el riesgo biológico 

Es aquel susceptible de ser producido por una exposición no controlada a agentes biológicos. Entenderemos por agente biológico cualquier microorganismo (“microbio”), cultivo celular o endoparásito humano capaz de producir enfermedades, infecciones, alergias, o toxicidad.

 

En qué tareas se puede producir el riesgo biológico

 Existe riesgo biológico en los laboratorios donde se trabaja con microorganismos, cultivos celulares o se experimenta con animales. También existe este riesgo cuando se efectúan actividades médicas y paramédicas con seres humanos. Las actividades de tipo agrícola, el trabajo con animales en granjas y establos, y tareas tildadas habitualmente de “sucias” (poceros, mataderos, encurtidos, similares) también conllevan riesgo de exposición a agentes biológicos: en este caso, se habla de zoonosis.

 

Recomendaciones generales:

  1. Se delimitará y señalizará las zonas de trabajo.
  2. No se comerá, beberá o fumará en zonas de riesgo. Bajo ningún concepto se guardará alimentos o bebidas en refrigeradores del laboratorio.
  3. Se extremará la higiene personal, lavándose las manos antes y después de cada tarea.
  4. En caso de que las hubiere, se cubrirá las heridas cutáneas con guantes. No emplee anillos, pulseras, joyas, etc.
  5. La manipulación de cualquier muestra se efectuará siempre con guantes y con gafas o pantallas antisalpicaduras.
  6. Toda muestra se transportará siempre en recipiente con tapa ajustable y cierre correcto que impida la salida de fluidos.
  7. Todas las tareas deben realizarse cuidadosamente para evitar la formación de gotas y aerosoles. Se utilizarán cabinas de seguridad biológica (clases I y II) en procedimientos de homogeneización y mezcla vigorosa.
  8. En el caso de que durante una operación de centrifugación se produjese la ruptura de los tubos en el interior del equipo, se esperará al menos durante 5 minutos para abrir la tapa del mismo. Posteriormente se desinfectará equipos, materiales y superficies de trabajo con un producto de efectividad contrastada.
  9. Se restringirá en la medida de lo posible, el uso de agujas y jeringuillas. Se desechará las jeringas y agujas de un solo uso en contenedores especiales (indeformables, no perforables, sin fisuras para evitar derrames) sin ser encapsuladas.
  10. El material contaminado que deba ser descontaminado en un lugar exterior al laboratorio se colocará en un contenedor especial (indeformables, no perforables, sin fisuras para evitar derrames), debidamente señalizado.
  11. Todo material de desecho o residuo biológico debe ser sometido a un programa de gestión de residuos. No mezcle los residuos contaminados biológicamente con otros tipos de residuos.

 

Para tareas con animales: 

  1. Se manipulará al animal siempre en silencio y con tranquilidad. Evitar en todo momento su sufrimiento innecesario ya que además puede inducir al animal a defenderse y a producir lesiones.
  2. Se usará siempre guantes en la extracción de sangre o procedimientos invasivos, en el contacto con líquidos que requieran precauciones universales (líquido amniótico, pericardio, peritoneal, pleural, sinovial, semen, secreciones vaginales y cualquier líquido contaminado con sangre), en le contacto con mucosas, piel no intacta y para manipular objetos o superficies manchados con líquidos corporales. También se han de usar guantes cuando se tengan cortes, arañazos o lesiones en la piel de las manos.
  3. Se efectuará lavado de las manos después de quitarse la bata y los guantes antes de dejar la estancia, e inmediatamente si se han ensuciado de sangre. En los trabajos en granjas y establos se extremará la higiene personal tras la realización de las tareas.
  4. Se recomienda el uso de batas desechables cuando la ropa pueda ser manchada por líquidos corporales, sangre, excreciones o secreciones. El resto de ropa que se utilice para estas actividades, será lavada frecuentemente, preferiblemente sin mezclar con ropa que vaya a ser utilizada en menesteres no laborales.
  5. Se debe usar pantalla antisalpicaduras, bata y mascarilla protectoras cuando haya riesgo de salpicaduras o proyección de líquidos corporales.
  6. La gotas de sangre que se derramen deberán limpiarse rápidamente con un desinfectante (lejía, por ejemplo) o con glutaraldehído.
  7. Las muestras de sangre y otros materiales biológicos deben ser enviadas en un contenedor doble debidamente señalizado y deben ser examinados para detectar posibles roturas o fisuras.

 

 

Protecciones colectivas e individuales 

Dependiendo de la clasificación del agente biológico con el que se está operando, se hará necesario disponer de un laboratorio con un mínimo de infraestructuras: ante la realización de nuevas actividades o con motivo de las existentes, para establecer cuáles van a ser las necesidades de equipamiento y protección.

 

Residuos biológicos 

Los Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI) son aquellos materiales generados durante los servicios de atención médica que contengan agentes biológico-infecciosos que puedan causar efectos nocivos a la salud y al ambiente.

 

Se consideran residuos peligrosos biológico-infecciosos los siguientes: 

  • Tejidos, órganos y partes que se extirpan o remueven durante las necropsias, la cirugía o algún otro tipo de intervención quirúrgica, que no se encuentren en formol.
  • Las muestras biológicas para análisis químico, microbiológico, citológico e histológico, excluyendo orina y excremento.
  • Los cadáveres y partes de animales que fueron inoculados con agentes enteropatógenos en centros de investigación y bioterios.
  • Los recipientes desechables que contengan sangre líquida.
  • Los materiales de curación, empapados, saturados, o goteando sangre o cualquiera de los siguientes fluidos corporales: líquido sinovial, líquido pericárdico, líquido pleural, líquido Céfalo- Raquídeo o líquido peritoneal.
  • Los materiales desechables que contengan esputo, secreciones pulmonares y cualquier material usado para contener éstos.
  • Materiales absorbentes utilizados en las jaulas de animales que hayan sido expuestos a agentes enteropatógenos.
  • Los objetos punzocortantes que han estado en contacto con humanos o animales o sus muestras biológicas durante el diagnóstico y tratamiento como son los tubos capilares, navajas, lancetas, agujas de jeringas desechables, agujas hipodérmicas, de sutura, de acupuntura, para tatuaje, bisturís, estiletes de catéter u otros.

 

Particularmente, para el manejo de objetos punzocortantes, se deben tener las siguientes consideraciones: 

  • Deberán ser rígidos
  • De polipropileno color rojo, con un contenido de metales pesados de no más de una parte por millón y libres de cloro
  • Resistentes a fracturas y pérdidas de contenido al caerse
  • Destructibles por métodos físicos, tener separador de agujas y abertura para depósito, con tapa(s) de ensamble seguro y cierre permanente, deberán contar con la leyenda que indique “RESIDUOS PELIGROSOS PUNZOCORTANTES BIOLOGICOINFECCIOSOS” y marcados con el símbolo universal de riesgo biológico.
  • Todo esto, con base en la norma NOM-087/ECOL/SSA1-2002.

Correggio # 81, Col. Cd. de los Deportes. C.P. 03710, Benito Juárez, México Distrito Federal.

Tel: 04455 4987 1908

Email: r.irineo@hotmail.com

Boletín

Síguenos