Premio Valores 2017
RECONOCIENDO A LOS MIEMBROS DESTACADOS DE LA SOCIEDAD.



Día de las Madres: conciencia y valor social

El pintor francés William-Adolphe Bouguereau, en su obra La Madre Patria, muestra una figura materna que alimenta y cuida a los hijos. El lienzo representa una alegoría a la patria que nos ve nacer, nos lleva consigo y genera unidad entre los descendientes.

La explicación del cuadro y su alcance hacen relevante la reflexión desde dos aspectos: la madre como símbolo del origen y la pertenencia; y la madre como ente con quien nos conectamos en una relación emocional y de vínculo sanguíneo. Resulta sugerente que sólo así sea posible la comprensión del significado y la interpretación correcta de esta figura.

El Día de la Madre es celebrado en diferentes fechas, según el país. Para nuestro caso, su origen contemporáneo se remonta a las reuniones de Mother's Day Meetings, organizadas hacia la segunda mitad de la década de 1860 por la activista social Ann Maria Reeves Jarvis, en el estado de Virginia, USA, en pro de las mujeres trabajadoras, particularmente respecto a temas de salud y de sanidad en el trabajo, quienes se reunían para intercambiar opiniones sobre distintos temas del momento.

Unos años después de morir, en 1905, su hija del mismo nombre promovió la instauración del 10 de mayo como fecha para recordar el trabajo social efectuado por su mamá. En 1914 el presidente de los Estados Unidos de América, Woodrow Wilson, declaró formalmente ese día para conmemorar a las madres.

En México el Día de las Madres también es celebrado anualmente el 10 de Mayo. Aquí vale la pena una digresión, puesto que la relevancia de la figura y de su papel social aparecen desapercibidos: civilmente es considerado un día familiar que coincidentemente permite activar de forma positiva al sector comercial. Sin embargo, es conveniente recordar que su impulso inicial, entre otros, estuvo enmarcado en la lucha feminista yucateca.

En el contexto del proceso revolucionario, el 13 de enero de 1916 se efectuó el Primer Congreso Feminista en Mérida, Yucatán, convocado por el gobierno del general Salvador Alvarado; años después, durante su mandato de 1922 a 1924, el gobernador Felipe Carrillo Puerto implantó la educación racionalista y se crearon ligas feministas encabezadas por su hermana Elvia. Todo esto provocó la reacción nacional de los conservadores, a tal grado que el feminismo fue conocido a través de los periódicos de la época, con su consiguiente fortalecimiento.

Así, el Día de las Madres en nuestro país se habría festejado por vez primera en el año 1911, pero fue hasta 1922 cuando se institucionalizó. Entre otros promotores, conviene mencionar a Rafael Alducín -entonces director de Excélsior-, quien también influenciado por la iniciativa norteamericana se convirtió en medio de resonancia de este movimiento social.

De hecho, muchas de las conmemoraciones nacionales e internacionales tienen trasfondo social, político y cultural. La celebración del Día de las Madres es entonces un hito en la historia de las luchas por la igualdad de derechos de las mujeres. La posición de la mujer ha evolucionado y continúa buscando formas equitativas, de respeto y de reconocimiento; por ello la conmemoración del 10 de mayo está ligada a esta premisa.

Ahora, retornando al concepto de madre que forja la pertenencia, la identidad y la raíz, es debido reconocer que una nación habla de ello. Somos hijos del mismo lugar, México, quien nos alimenta, nos conduce a partir de leyes establecidas en una constitución, nos motiva y nos conmueve cuando recordamos que en el transcurso de los años somos un pueblo sobreviviente, de carácter soberano y de pensamiento democrático. Por ello el Día de la Madre nos recuerda que somos producto de una mujer y en paridad somos fruto social.

De lo anterior podemos concluir que la fecha, amén de su intención familiar, debe convertirse en un concepto de mayor complejidad: no sólo para activar la economía, sino como activador social cuyo eje sea La Mujer.

Correggio # 81, Col. Cd. de los Deportes. C.P. 03710, Benito Juárez, México Distrito Federal.

Tel: 04455 4987 1908

Email: r.irineo@hotmail.com

Boletín

Síguenos