Lady Macbeth, cuál era su nombre

Lady Macbeth, cuál era su nombre

Hemos oído hablar acerca de Lady Macbeth, ¿no es cierto? Pues tiene un peso significativo en el desarrollo de la obra, en gran medida por ser quien máquina el asesinato del rey Duncan y oculta todas las pruebas que incriminan a su esposo. Si no lo pensamos mucho, al ser testigos de esta tragedia, podríamos vanagloriar a Shakespeare:

“Pero qué maravilloso personaje femenino”

*Vitores*

*Alguien se limpia una lágrima*

“Que fuerte y decidida es la señora de Macbeth”

*:o*

¿Sí se dieron cuenta? ¿La señora de quién? ¿Cómo le decimos sí, desde su primera aparición y hasta el anuncio de su muerte, nos quedamos sin saber cuál es su nombre?

Su función es ser la esposa de Macbeth, ayudarle a conseguir la corona escocesa y desaparecer, poco a poco, vuelta loca y llena de culpa. Ella es, como muchos otros personajes femeninos, el medio para un fin y por ello, podemos llegar a preguntarnos: ¿podría existir Lady Macbeth, sin Macbeth?

Pues, sí. Podríamos responder que desconocer su lado de la historia no lo hace inexistente, sino que fue empujado al silencio al ser considerado irrelevante. Y no es nuestra intención señalar culpables o tirarnos al piso a llorar, es sólo que, durante mucho tiempo, más allá de las tragedias y los escenarios, las narrativas femeninas han estado en función de las masculinas.

Reconocer este silencio impuesto y nombrarlo como práctica violenta ha sido fundamental para las mujeres de Shakespeare & Cía, quienes han formado PapayaView, un proyecto feminista que trabaja bajo cuatro ejes de acción: Artístico, Político, Formativo y Social, y que nace con la intención de conformar espacios de diálogo, confrontación, liberación y reivindicación femenina.

Al mismo tiempo que han formado un círculo de mujeres, espacios seguros y que han puesto en marcha el “Decálogo de acción PapayaView”, el cual está basado en el test Bechdel-Wallace, que en su momento se aplicó en la industria cinematográfica, con el objetivo de conocer la equidad de género en el teatro. Esta herramienta está acompañada de una evaluación, que sólo puede llevarse a cabo si la obra cuenta con un personaje femenino con nombre propio y con una función clara.

Una vez que una obra cumple con al menos 50% de lo que marca el test (es decir, 5 preguntas que tengan sí como respuesta) y que es corroborado por el Comité de Observancia, el proyecto puede portar el sello PapayaView para después ser contemplado dentro del mapeo de proyectos teatrales con perspectiva de género.

Es importante mencionar que estas herramientas (test y decálogo) están disponibles con la finalidad de que sirvan de base para otras disciplinas artísticas y culturales que así lo deseen, sólo deben ponerse en contacto al correo papayaview@shakespeareycia.com.

Con lo mencionado anteriormente, podemos afirmar que la intención de hacer asequibles estas herramientas es poner el dedo sobre la yaga y formular preguntas que pudieran parecer irrelevantes, pero que en realidad evidencian la hegemonía masculina en el teatro y en las artes escénicas.

Preguntarse por el nombre de Lady Macbeth podría ser ocioso si dejamos de lado la relevancia de Macbeth en el imaginario colectivo o en la sistemática invisibilización de las mujeres en la historia; pero toda incomodidad, aunque sea tachada de exageración o causada por los referentes más consolidados en la cultura, es válida y productiva.

PapayaView camina con la firme convicción de contribuir a la equidad de género (que no se redime sólo con una cuota), y que las voces de las mujeres se escuchen con más fuerza, pues es posible pensar en formas más amables y justas de existencia; ya que el presente y el futuro son feministas y es tiempo de mostrarlo también a través del arte y la cultura. 


SOBRE EL AUTOR

Autor: admin

Revista Valores. La visión joven de México

Newsletter

Síguenos